Teoría del cisne negro, aplicada a la bolsa.

Esta teoría fue elaborada en 2007 por Nassim Taleb, y trata básicamente de los sucesos improbables en el ámbito financiero.

Se refiere a eventos muy poco habituales, pero que de vez en cuando pasan, y no los podemos obviar, ya que si te pillan te puedes cargar tu cuenta o cartera.

Normalmente siempre existen predicciones y escenarios para lo que puede ocurrir en la bolsa, que son ampliamente compartidas por la mayoría de los inversores. Pues el escenario altamente improbable es el cisne negro. Además cuando ocurre un acontecimiento de este tipo, suele ocurrir que a “toro pasado”, muchos analistas empiezan a ver lo fácil que hubiera sido verlo venir.

Por estadística, en tu carrera como inversor es muy probable que en algún momento te encuentres con un caso de cisne negro, por lo tanto hay que tratar de estar prevenido para esta posibilidad. Un ejemplo es cuando el banco nacional suizo provoco un crack, otro cuando el Dow Jones cayó un 23% 1987, o cuando la libra esterlina se desplomó en dos minutos por un fallo informático.

Para evitar caer en estas tragedias, lo único que se puede hacer es llevar al día una estricta gestión monetaria y tener siempre en la cabeza, que en la bolsa todo puede pasar.