Entender los cruces de medias móviles

Uno de los indicadores más utilizados en el trading son las medias móviles, vamos a analizarlas.

El otro día hablaba con un amigo que se está iniciando en el trading y está en esa fase por la que muchos hemos pasado en la que nos fascinamos por las medias móviles. Éstas son un indicador que pueden darnos una información muy buena, pero no hay que confundir esta información ya que podríamos afectar negativamente a nuestras cuentas.

 

Si tenemos dos medias, una más rápida que la otra, es decir, una con menos periodos que la otra (por ejemplo, una de 50 y una de 200) vemos que, cuando se dan cruces al alza, el precio tiende a subir y cuando se dan cruces a la baja, el precio tiende a bajar. Esto puede generar confusión en los traders noveles que entienden estos cruces como señales de entrada y salida al mercado.

 

Lo que suelo explicar a traders noveles es lo siguiente: Debemos entender qué nos dicen las medias. Cuando una media se cruza con otra, no nos está diciendo “compra, que el precio subirá” sino más bien “el precio se encuentra por encima de la media de cotización de los últimos ‘n’ periodos”.

 

La frase es más fea, ¿verdad? No gusta tanto como “compra” y “vende”. Sin embargo, esta información es muy valiosa ya que nos está diciendo que el precio se encuentra en un contexto alcista o bajista respecto a si mismo y por tanto, se incrementan las posibilidades de éxito en trades largos o cortos según el contexto.

 

Entendido así, vemos que las medias móviles y sus cruces son un elemento muy útil para reforzar o descartar un contexto. Esto nos ayuda a quitarnos ruido de mercado del medio así como despejarnos dudas sobre si entrar o no en ciertos set ups.

 

Por esta razón, considero que no está de más tener dos medias móviles en el gráfico, pero, personalmente, no soy partidario de utilizarlas como gatillos de entrada o salida de mercado sino como filtro de set ups. Aún así, el trading es algo muy personal y es muy probable que encontréis gente que diga lo contrario a lo que acabo de proponer. En este caso, si a ellos les funciona, bienvenido sea, en mi caso, no ha sido así.